Todos cantaron a Juanga

El sábado fue el primero de dos conciertos preparados por Huáscar Barradas para rendir tributo a “El Divo de Juárez”

por Carmela Longo   @carmelalongo

No hubo uno de los temas que se interpretaron en el espectáculo Querido Juan Gabriel que no haya sido coreado por el público que el sábado 19 de noviembre acudió a la primera función del espectáculo que preparó Huáscar Barradas con un grupo de sus panas. Todas las canciones que allí se interpretaron pasaron por la garganta de las muchas personas (aunque sin abarrotarla) que estaban en la sal del BOD.

Impuntual, a la 5:30 pm comenzó la función que se extendió hasta poco después de las 8 pm con un mix instrumental con tres temas en los que la flauta de Barradas se encargó de servir de guía para que el público (en su mayoría adulto y de la juventud prolongada) cantara “dime cuándo tú, dime cuándo tú” o “amor eterno e inolvidable”. El zuliano interpretó su instrumento en todos los temas. En unos más que en otros, pero en la veintena de interpretaciones se le vio soplando las notas para enaltecer los arreglos que se turnó con su guitarrista.

Fue una presentación redonda, sin mayores fallas de sonidos y con un buen ojo a la hora de seleccionar a quienes tuvieron la misión de interpretar el repertorio de “El Divo de Juárez”: Soledad Bravo, Juan Miguel, Jorge Rigó, Mariolga Rodríguez, Pedro Guzmán, Annaé Torrealba, Delia, Daniel Somaroo, la niña Lucía Valentina, Laura Guevara, Los Hermanos Naturales, Ricardo de Castro, El Mariachi Garibaldi y Goyo Reyna, quienes en su estuko se dividieron los temas. Excelentes todos.

Soledad Bravo
Los Hermanos Naturales
Jorge Rigó

Juan Miguel

Cuatro momentos marcaron la velada: Cuando Jorge Rigó terminó su intervención, el público le aplaudió de pie y le pidió otra. Tuvo que volver para canta Sola, su célebre tema de Las Amazonas. El otro sucedería un poco después cuando del brazo del propio Barradas la niña Lucía Valentina, en compañía del mariachi hizo su parte, incluido Amor Eterno. Aunque había sido anunciada, la sorpresa de su presencia dejó en evidencia que, a lo mejor, algunos no creyeron que Soledad Bravo estuviera (Horacio Blanco también estaba en el cartel y el sábado no estuvo) para cantar Se me olvidó otra vez. La ovación fue desde el momento en que salió hasta que se despidió luego de cantar Ojos Malignos que fue una petición del público. El último sucedió poco antes de la parte final, cuando en un Yordano explicó la influencia que había tenido la música ranchera, y Juan Gabriel, en su carrera e inmediatamente volvió a sonar Querida (ya la había cantado Juan Miguel) en el segmento que tuvo en la UCV junto a Colina.

El final fue antecedido por Abrázame muy fuerte, cuando Ricardo de Castro salió a escena con el mariachi. En el Noa Noa todos los cantantes que quedaban en el BOD salieron a poner su voz en el coro y uno que otro pasito para despedir el concierto. Los músicos trataron de emular a los de Juanga, sin la misma gracia, pero contagiando la alegría al auditorio. 

Más fotos y videos en mis redes sociales @carmelalongo www.twitter.com/carmelalongo   www.instagram.com/carmelalongo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s